Maheshwar y Omkareshwar, a orillas del río Narmada

Ghats a orillas del río Narmada en Maheshwar

Siguiendo el transcurso del río Narmada nos encontramos con Maheshwar. Su antiguo nombre, Mahishmati, aparece en los antiguos textos de Mahabharata y Ramayana. La culpable que Maheshwar tomase importancia fue la reina Ahilyabai. Durante su reinado entre 1767 y 1795, decidió trasladar aquí la capital del reino Holkar desde Indore, y mandó construir un palacio dentro del fuerte. Con el tiempo a esta ciudad se la ha llegado a considerar una pequeña Varanasi.

Vida en los ghats

Fuerte y vida en los ghats

Los dioses del río Narmada

Los dioses del río Narmada

Ghats a orillas del río Narmada en Maheshwar

Ghats a orillas del río Narmada en Maheshwar

Maheshwar está dominado por un imponente fuerte a orillas del río Narmada. Fue construido por el emperador Akbar, pero no fue hasta el reinado de Ahilyabai que se añadió el palacio y muchos de los templos. Todo el complejo es un cúmulo de deseos caprichosos cuidando hasta el más mínimo detalle. Las paredes y columnas están repletas de figuras y ornamentos. Si uno lo mira desde los ghats, es cuando aprecia toda su magnificencia y siente esa impotencia que transmite un lugar así. El mejor momento del día para admirarlo es el atardecer, cuando la luz del sol tiñe sus paredes de color tierra.

Detalle de la fachada del palacio de Maheshwar

Detalle de la fachada del fuerte de Maheshwar

Templos dentro de la muralla cercanos al palacio

Templos dentro del fuerte cercanos al palacio

Parte del palacio es ahora un hotel, donde han acudido figuras ilustres del mundo del espectáculo, o dicho de otra manera, un hotel pijo. El lugar es tan espectacular que hasta se rodó un videoclip de una importante cantante India. Nos contaron que durante el rodaje de éste, toda la ciudad se volcó y asistió día tras día al evento. El palacio, ambientado para la ocasión, se llenó de luz, color y música.

Más allá de su importancia histórica y los ghats, esta tranquila ciudad se caracteriza también por ser uno de los lugares donde los coloridos y característicos saris tienen denominación de origen. La culpable, de nuevo, es la reina Ahilyabai. Imaginamos que aburrida de los bordados típicos, hizo que se elaboraran con patrones ondulados, simples y geométricos, convirtiéndolo así en únicos y famosos en todo el país hasta el día de hoy.

Tejiendo los famosos saris

Tejiendo los famosos saris

Aún estando a orillas del mismo río, y teniendo una importancia espiritual similar o mayor, Omkareshwar no transmite las mismas sensaciones. Resulta una ciudad sucia y desordenada. Es como un diamante sin pulir, podría ser mucho más de lo que es. El enclave es un abrupto paso del río, muy vertical, pero pierde la magia al estar todo tan dejado, sucio, lleno de moscas y de edificios a medio acabar.

La isla, que dicen que tubo forma de Om hasta que construyeron la presa, es el motor de la ciudad y sigue atrayendo a cantidad de peregrinos. Es cierto que la atmosfera que se respira es auténticamente espiritual, pero empobrecida. El templo principal alberga otro de los 12 famosos lingam. Los devotos entran y salen del templo a cualquier hora del día y en los ghats los baños sagrados ocurren con la misma asiduidad.

Omkareshwar

Omkareshwar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Somos VQNV
GeorgeTown.Bicycle Street Art

Alberto y Sonia son los autores de VísteteQueNosVamos, un blog que nació en el año 2014 a raíz de un viaje vuelta al mundo. Apasionados de los viajes y de la montaña desde hace unos cuantos años más, decidieron dejarlo todo y salieron a conocer el mundo sin billete de vuelta. Después de dos años en ruta, la decisión es clara, no quieren parar de viajar.
Conócelos y contacta.

Síguenos en:
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola