Cuando nos dijeron que era un oasis y que estaba rodeado de dunas, nos picó la curiosidad. Tan accesible desde una ciudad principal como Ica, no podíamos esperar nada inhóspito, pero tampoco lo que nos encontramos.

Si un oasis es un paraíso en medio del desierto, éste además es un paraíso para el turista desenfrenado en busca de excesos.

Lo que nosotros vimos fue un exceso de precios. Nos sorprendimos de lo tan turístico que resultó ser Huacachina. Aunque ya nos lo imaginábamos, guardábamos una pequeña esperanza de encontrar algo un poco auténtico en el lugar. Lo más auténtico que encontramos fue la arena.

Acorralados por la arena
Acorralados por la arena
Otras poblaciones del desierto
Otras poblaciones del desierto

Las dunas son bonitas, subir a ellas al atardecer es casi obligatorio. Todos los visitantes se sitúan en las partes altas de las montañas para ver caer el sol, otros siguen desplazándose en los tantos buggys que recorren el desierto y otros se deslizan ladera abajo con una tabla de sandboard atada a los pies.

Oasis de Huacachina
Oasis de Huacachina

A nuestra llegada, el lugar pareció perder todo el encanto que puede tener un oasis. Al amanecer subimos a una de sus montañas más cercanas, andamos su arista y disfrutamos de la tranquilidad del lugar, mientras la gente seguía durmiendo y los comercios apenas estaban abriendo. Para nosotros es el mejor momento para visitar el lugar, al menos poder verlo sin las manchas de turismo desenfrenado e imaginarnos que en algún momento este lugar tuvo otro tipo de encanto.

Cuantas toneladas de arena
Cuantas toneladas de arena
El viento crea aristas perfectas
El viento crea aristas perfectas
Nosotros las rompemos
Nosotros las rompemos

Pero Nazca fue diferente, llegar hasta allí ya fue interesante, algo premonitorio. Antes de llegar, el paisaje se torna totalmente árido y la vegetación desaparece. En un lugar así es difícil plantearse algún tipo de vida ancestral, sin las comodidades que hoy hacen del lugar un sitio habitable. Pero existió una cultura que si lo hizo, la Nazca, y además dejaron una huella muy importante. Las líneas de Nazca son conocidas, pero no sabemos si todo el mundo conoce la importancia y peculiaridades que tienen.

Las líneas se extienden más allá y se multiplican
Las líneas se extienden más allá y se multiplican

Edgardo nos acogió en su casa y nos explicó acerca de estas, el aprendizaje fue constante durante los días que estuvimos en su compañía y nos sorprendió mucho toda la historia que esconden las líneas, pero aún más lo que aún no se sabe. Están llenas de enigmas.

Desde los miradores se pueden ver algunos dibujos
Desde los miradores se pueden ver algunos dibujos
El significado es un enigma
El significado es un enigma
La extensión que ocupan es mucho mayor de lo que imaginábamos
La extensión que ocupan es mucho mayor de lo que imaginábamos
A ambos lados de la carretera hay lineas
A ambos lados de la carretera hay lineas
Atardecer en las cercanías de las líneas
Atardecer en las cercanías de las líneas
Viendo caer el sol desde casa de nuestro anfitrión
Viendo caer el sol desde casa de nuestro anfitrión
Foto realizada por Micaela y Machi
Foto realizada por Micaela y Machi

A veces, el viaje funciona de esta manera, lugares que deberían ser únicos y sorprendentes, resultan ser simples y decepcionantes, pero para no quedarse con un mal sabor de boca, el próximo sorprende tanto y causa tanto interés que compensa con creces lo anterior. Nosotros seguimos nuestro camino con arena en los zapatos, cruzando desiertos.

Nosotros seguimos recorriendo kilómetros
Nosotros seguimos recorriendo kilómetros