Invierno en Berlín y Praga

Catedral de Berlín

A estas dos ciudades las separa poco más de 350 kilómetros. Así que antes que llegaran las fechas navideñas nos decidimos por hacer una visita a una de las ciudades más importantes de Europa, Berlín, y acercarnos hasta Praga en uno de los medios terrestres que más nos gusta, el tren.

Berlín es una ciudad para recorrerla entera, y una buena manera de hacerlo es en bicicleta. La ciudad es bastante llana y las distancias son muy cómodas. La ciudad está repleta de cultura: edificios representativos, monumentos, arte urbano y otros movimientos culturales. Con un excelente anfitrión, y amigo, como Oriol pudimos disponer de bastantes días para ver las múltiples caras de una ciudad y lo mucho que tiene que ofrecer al visitante de paso.

El muro dividió durante mucho años la ciudad de Berlín
El muro dividió durante mucho años la ciudad de Berlín

La historia más reciente de Berlín narra lo sucedido durante la II Guerra Mundial y la ciudad mantiene algunos puntos de interés para la concienciación de la población y visitantes. La ciudad es una mezcla del pasado más glorioso y la cara más fea de su historia más reciente. Por ejemplo, la puerta de Brandeburgo da acceso a los jardines donde se encuentra el Memorial del Holocausto, en medio de la calle comercial Friedrichstraße encontramos el Checkpoint Charlie y el aeropuerto de Tempelhof que tan importante fue tras la II Guerra Mundial hoy es un vasto parque de recreo metropolitano.

Checkpoint Charlie, paso fronterizo utilizado durante la Guerra fría
Checkpoint Charlie, paso fronterizo utilizado durante la Guerra fría
Puerta de Brandeburgo
Puerta de Brandeburgo
Memorial al Holocausto
Memorial al Holocausto
Aeropuerto Tempelhof
Aeropuerto Tempelhof

Tantos edificios tiene Berlín, tantos son importantes o narran alguna parte de su historia. Ya sean los edificios del Parlamento o la Catedral como los altos y sobrios apartamentos de la avenida Karl Marx. La torre de televisión de Fernsehturm se alza muy cerca de Alexanderplatz, donde encontramos el Reloj Mundial.

Parlamento Alemán
Parlamento Alemán
Catedral de Berlín
Catedral de Berlín
Bebelplatz, lugar donde se encuentra el memorial de la quema de libros
Bebelplatz, lugar donde se encuentra el memorial de la quema de libros
Avenida de Karl Marx
Avenida de Karl Marx
Reloj Mundial de Alexanderplatz
Reloj Mundial de Alexanderplatz
Fernsehturm
Fernsehturm

¿Museos? Sí, Berlín tiene muchos museos y verlos todos puede ser agotador e interminable. Así que para nosotros la mejor opción fue escoger los que más nos interesaran y dejar otros para futuras visitas. El Museo del Pérgamo fue uno de los escogidos y el que más nos gustó. En su interior se encuentran obras tan fabulosas con la Puerta de Itsar o el Altar de Pérgamo. Y aunque no estrictamente un museo, nos animamos a conocer un campo de concentración, el de Sachsenhausen. La piel de gallina y la mente horrorizada, la energía de ese lugar cruza la línea de la negatividad.

Museo Antiguo
Museo Antiguo

Nuestro amigo nos descubrió algunos rincones curiosos para comer. Pizzas desproporcionadas, hamburguesas delicatessen y salchichas típicamente autóctonas. ¡Os animamos a probar si os decidís visitar esta espléndida ciudad!

Con Oriol en el Muro de Berlín
Con Oriol en el Muro de Berlín

Nos subimos al tren dirección Praga, y después de 4 horas aproximadamente, llegábamos a la ciudad. Con un aire monumental y muy navideño nos daba la bienvenida. Las visitas importantes se pueden hacer a pie, sin escusas. Todo está muy cerca.

El Museo Nacional y la Plaza Wenceslao están una delante de la otra. En cinco minutos llegas a la Plaza de la Ciudad Vieja y la Catedral de Tyn, y si miras donde hay más gente, verás el Reloj Astronómico que entienden pocas personas pero que es muy bonito. Andando escasos metros, ya estás en el Puente Carlos. Des del Castillo se tienen unas vistas hermosas de la ciudad y la Catedral de San Vito queda al lado. Loreto de Praga no queda tan cerca, pero se puede ir andando. No te olvides si vistas la ciudad acercarte a ver alguna de las esculturas de Černý. La más típica, Proudy/Piss, se encuentra muy cerca del Puente Carlos en la orilla Oeste.

Museo Nacional y Plaza de Wenceslao
Museo Nacional y Plaza de Wenceslao
Plaza de la Ciudad Vieja
Plaza de la Ciudad Vieja
Vistas des del Castillo de Praga
Vistas des del Castillo de Praga
Catedral de San Vito
Catedral de San Vito
Loreto de Praga
Loreto de Praga
Vistas del Puente de Carlos y la Catedral de San Vito
Vistas del Puente de Carlos y la Catedral de San Vito
Reloj Astronómico
Reloj Astronómico
Catedral de San Vito des del Puente Carlos
Catedral de San Vito des del Puente Carlos

Descubrimos una gastronomía interesante y una cultura de la cerveza digna de la región. No podíamos despedirnos de la ciudad sin hincarle el diente a un suculento goulash acompañándolo, como no, de una buena cerveza checa. Y así, con el estómago lleno, el corazón contento y las piernas cansadas, nos despedimos de ésta ciudad y dábamos por concluidos nuestros días de viaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code

Somos VQNV
GeorgeTown.Bicycle Street Art

Alberto y Sonia son los autores de Vístete que nos vamos, un blog que nació en el año 2014 a raíz de un viaje vuelta al mundo. Apasionados de los viajes y de la montaña desde hace unos cuantos años más, decidieron dejarlo todo y salieron a conocer el mundo sin billete de vuelta. Después de dos años en ruta, la decisión es unánime, no quieren parar de viajar. Conócelos y contacta.

Síguenos en: